sábado, 4 de febrero de 2017

2016/08/21 - Domingo 21 del Tiempo Ordinario

Monseñor Agrelo (Arzobispo de Tánger)
DOMINGO 21 DEL TIEMPO ORDINARIO



21 de Agosto del 2016






«Ven, Señor Jesús»
 
Cada día, al comenzar la oración de la Liturgia de las Horas, la comunidad eclesial repite una súplica apremiante: Dios mío, ven en mi auxilio. Al decir, “ven”, el orante bíblico pedía la irrupción de la divinidad en su historia, en su contexto vital.
 
Sobre el hombre vienen, sin que él los llame, el temor y el terror, la desgracia, el sufrimiento y la muerte. De ahí la apelación del creyente al Dios de su vida: “Ven, date prisa en socorrerme”. Con Dios vendrá la misericordia y la compasión, la luz y la alegría, el auxilio y la liberación, el juicio y la salvación. Si él viene, vendrán todas las naciones; él las reunirá; vendrán para ver la gloria del Señor.
 
Habéis oído lo que dice el Señor: “Yo vendré para reunir a las naciones”. Mientras lo oíais, evocabais el misterio de la encarnación, por el que Dios ha visitado y redimido a su pueblo; recordabais la vida de Jesús de Nazaret, enviado por el Padre a las ovejas perdidas de la casa de Israel; pensasteis en la entrega del Señor, en el misterio de la muerte y resurrección de Cristo Jesús, de quien el evangelista Juan dice que “murió para reunir a los hijos de Dios dispersos”.
 
Mientras oíais la palabra del Señor que decía “Yo vendré”, hacíais memoria de su venida a vuestra vida. Él os visitó en el bautismo para hacer de vosotros criaturas nuevas, una humanidad nueva de la que Cristo era el Primogénito, el primero de muchos hermanos. Él os visitó para ungir vuestro cuerpo y vuestro espíritu con óleo de alegría y hacer de vosotros los “ungidos-cristos de la nueva alianza”, un pueblo de sacerdotes, profetas y reyes. El que había dicho: “Yo vendré”, os visitó con la unción de su Espíritu Santo para enviaros a evangelizar a los pobres. El que había dicho: “Yo vendré”, viene hoy a nuestra vida, nos visita con su palabra en esta celebración eucarística, nos visita con su Hijo, a quien acogemos por la fe cuando acogemos, escuchando, la palabra de Dios y cuando acogemos, comulgando, el cuerpo y la sangre del Señor.
 
El que había dicho: “Yo vendré”, dijo también: “Las naciones vendrán”. Y os contáis a vosotros entre los que el Señor ha convocado de entre todas las gentes, para que fueseis su Iglesia una, su Iglesia sin fronteras, su Iglesia católica, el pueblo de su heredad, la asamblea convocada por la fuerza de su gracia, por la fidelidad del Señor a sus promesas, por la misericordia del que es misericordia. Él dijo: “Las naciones vendrán”, y vosotros habéis venido, habéis acudido hoy a la casa del Señor, al banquete de bodas del cordero, a la cena pascual de la Nueva Alianza, a la presencia del que os ha llamado porque es fiel.
 
Habéis oído la palabra de Dios, y vuestro corazón se llenó de gozo por lo que ya contempláis cumplido en la Historia de la Salvación, en la vida de vuestra comunidad de fe, y en la vida de cada uno de vosotros.
 
Sin embargo, también halláis en vuestro corazón, junto con la certeza de la esperanza en los bienes que el Señor os tiene reservados, la nostalgia de la manifestación definitiva de la gloria de Cristo nuestro salvador. Pues, siendo mucho lo que la fe nos permite conocer y gozar como ya cumplido, es también mucho, muchísimo, lo que esperamos ver consumado en el futuro, en el último día, en el día de la manifestación gloriosa de Cristo Jesús. Por eso, agradecemos lo que hemos recibido, damos gracias por lo que se nos ha manifestado, confesamos nuestra fe en la última venida del Señor en su gloria, la preparamos con el ardor de la caridad y la fuerza de la oración.
 
En la historia, en el tiempo, en este tiempo nuestro, se está haciendo realidad ese sueño de Dios que el profeta Isaías nos contó con las palabras de su mensaje: la misericordia de Dios y su fidelidad alcanzan a todos los pueblos, y de todas las naciones llega hasta Dios un canto de alabanza. Es como si por todos los caminos de la casa del Padre estuviesen llegando, no un único hijo que se había perdido, sino caravanas ininterrumpidas de hijos, que vienen días tras día, llenan de alegría el corazón del Padre, y llenan de música la sala de su banquete de fiesta.
 
Vosotros, queridos, sois los mensajeros que él envía para convocar a los ausentes.  Con vosotros va el que os envía. Id al mundo entero, proclamad el Evangelio, llenad el mundo con la luz de Cristo, trabajad para que se llene de comensales la casa del Padre, llenad el cielo de alegría, adelantad con vuestra fe y vuestro amor la venida del Día del Señor, el cumplimiento pleno del “sueño de Dios”. ¡Ven, Señor Jesús! ¡Feliz domingo!


2016/08/14 - Domingo 20 del Tiempo Ordinario

Monseñor Agrelo (Arzobispo de Tánger)
DOMINGO 20 DEL TIEMPO ORDINARIO



14 de Agosto del 2016






La noche es tiempo de muerte y resurrección.
 
La liturgia de la palabra del domingo pasado nos ayudó a entrar en el misterio de la noche del pueblo de Dios, considerada como tiempo de salvación, tiempo para vivir de fe, con esperanza, en el amor.
 
Hoy, guiados por la palabra del Señor, volvemos a entrar en esa noche de gracia y de liberación, considerada ahora como tiempo de contiendas y divisiones, de pleitos y condenas, de cruz y de ignominia. A nosotros, como a Jeremías, como a Jesús, el príncipe de este mundo nos arroja una y otra vez al aljibe sin agua; también nosotros, como el profeta y como Jesús, nos hundimos en el fango; y, como ellos, somos liberados de la charca fangosa. En esta celebración eucarística, nosotros, con Jesús, entramos de verdad en la hora deseada y amarga de su bautismo, pues en esta celebración se hace manifiesta nuestra comunión con Cristo Jesús: aquí morimos con Cristo, aquí resucitamos con él.
 
Hoy, con Jeremías y con Jesús, con el salmista y con todo el pueblo santo de Dios, hemos orado, diciendo: “Señor, date prisa en socorrerme”. Nuestra oración ha sido apremiante, imperativa, le hemos puesto prisa a la quietud eterna de Dios, porque nosotros tenemos prisa, porque nos urge alcanzar auxilio, porque, con Jeremías y con Jesús, somos nosotros los amenazados por el lodo en el fondo del aljibe, en la charca fangosa, en la fosa fatal. Hoy, nuestra oración no es una súplica susurrada desde la quietud, sino un grito lanzado desde la tormenta, desde la contienda, desde la división, desde la cruz, desde la noche.
 
Dijimos “Señor”, y, al decirlo, pusimos nuestros pies en la firmeza de la roca; dijimos “Señor”, y, al decirlo, envolvió nuestra vida la certeza de la esperanza; dijimos “Señor”, y, al decirlo, confesamos con el corazón que él es nuestro auxilio y nuestra liberación.
 
Dijimos “date prisa en socorrerme”, y se nos concedió la gracia de recordar el misterio de nuestra comunión con Cristo Jesús, y en Cristo nos vimos, a un tiempo, entregados y liberados, muertos y resucitados. Dijimos “date prisa en socorrerme”, y nos vimos bautizados con Cristo en la muerte y encendidos con él en el fuego del Espíritu. Dijimos “date prisa en socorrerme”, y se nos concedió experimentar que, en el misterio de nuestra comunión con Cristo, somos el pueblo de la Pascua, el pueblo de los oprimidos en quienes el Señor se ha fijado, el pueblo de los pobres y desgraciados de quienes el Señor ha querido cuidar.
 
Vosotros lo sabéis, hermanos míos, que estando resucitados con Cristo, estáis todavía muriendo con él; como sabéis que, estando muertos con Cristo, estáis ya resucitados con él. Vosotros, como Jesús, amáis la vida y queréis entregarla por los demás. Vosotros, como Jesús, amáis la paz, y al mismo tiempo habéis de soportar, como él, sin miedo a la ignominia, la oposición de los pecadores.
 
En Cristo contempláis lo que el Padre Dios está haciendo con vosotros; en la verdad plena del misterio de Cristo, en su muerte y resurrección, en su Pascua, contempláis lo que vosotros estáis viviendo en la oscuridad de vuestra vida. En la Eucaristía ya comulgáis lo que un día seréis, pues el que estaba muerto comulga la resurrección y la vida, el que era esclavo comulga la libertad, el que caminaba en tinieblas comulga la luz. Y así, de modo misterioso y verdadero, hoy, en la Eucaristía, vosotros ya sois lo que comulgáis.
 
Quiere ello decir que vuestra experiencia de la noche, como lugar de ignominia y de cruz, de división y de contienda, es inseparable de vuestra experiencia de liberación y de resurrección, de unidad y de paz.
 
Por último, considera, hermano mío, que si Cristo continúa muriendo en ti que ya estás resucitado con él, continúa de modo muy especial su pasión en todos los excluidos, en todos los oprimidos, en todos los que por la codicia de los poderosos, por la avaricia de sus prójimos, por la indiferencia de los satisfechos, han sido arrojados al aljibe de un futuro sin esperanza: No le abandones en su pobreza sin pan, sin agua, sin vestido, sin libertad. Ilumina la noche de los pobres, pues Cristo ha iluminado para siempre la tuya con la luz de su resurrección.
 
¡Feliz domingo!


2016/08/07 - Domingo 19 del Tiempo Ordinario

Monseñor Agrelo (Arzobispo de Tánger)
DOMINGO 19 DEL TIEMPO ORDINARIO



7 de Agosto del 2016






La noche es tiempo de salvación”:
La palabra del Señor proclamada en la liturgia eucarística de este domingo remite de varias maneras a «la noche» como tiempo de realización de las promesas divinas, tiempo de salvación para los inocentes, tiempo de gloria para los elegidos, tiempo de gracia para que los fieles del Señor esperen en vela su llegada, la llegada de la misericordia, la llegada de la liberación.
La noche de la salvación es una noche habitada por hombres y mujeres de fe, hombres y mujeres que se han puesto en camino porque Dios los ha llamado, y saben que su Dios es un Dios fiel.
En la noche de la salvación sólo hallaremos pobres con esperanza, hombres y mujeres que han conocido con certeza la promesa de su Señor.
En la noche de la salvación Dios ha puesto su palabra, su promesa, su fidelidad, su lealtad. Y el hombre se mueve en esa noche iluminado por la fe, animado por la esperanza, apoyado en el amor de su Señor, que es para sus fieles auxilio y escudo.
Así, en la noche, en la fe, que es seguridad de lo que se espera y prueba de lo que no se ve, obedeció Abrahán a la llamada del Señor y salió hacia la tierra que iba a recibir en heredad. Abrahán se hizo peregrino en la noche, porque la fe en su Dios le dio la certeza de que llegaría un día en que él, Abrahán, anciano y sin descendencia, ya no sería capaz de contar el número de sus hijos, como ahora, en la noche, no era capaz de contar el número de las estrellas.
Así, en la noche, en la fe, que es seguridad de lo que se espera y prueba de lo que no se ve, velaron los hijos de Israel, aguardando el paso del Señor; velaron con la cintura ceñida, las sandalias en los pies, un bastón en la mano. Porque creyeron, velaron; porque creyeron, rociaron con sangre las jambas y el dintel de la casa; porque creyeron, comieron a toda prisa la pascua del Señor; porque conocieron con certeza la promesa de que se fiaban, pasaron de la esclavitud a la libertad.
Así, en la noche, en la fe, que es seguridad de lo que se espera y prueba de lo que no se ve, veló y obedeció Cristo Jesús; porque creyó, él se entregó en su noche a la voluntad del Padre para beber el cáliz; porque esperó, él se entregó libremente a su pasión, para destruir la muerte y manifestar la resurrección; porque creyó y esperó y amó, él se entregó con el perdón a los que lo crucificaban, y con infinita misericordia a todos los que con su sangre él redimía. Porque creyó, esperó y amó, Cristo Jesús entregó su vida en las manos del Padre, y a nosotros nos entregó su Espíritu para que fuésemos hijos según el corazón de Dios.
Así, en la noche, en la fe, que es seguridad de lo que se espera y prueba de lo que no se ve, han de velar los discípulos de Jesús. Los discípulos velarán sin temor en la noche, porque esperan el día en que se manifestará el Reino que el Padre les ha dado. Los discípulos velarán en la noche, ceñida la cintura y encendidas las lámparas, esperando la última Pascua, la venida del Hijo del Hombre, la liberación definitiva de los hijos de Dios.
Queridos, hemos considerado hasta aquí algo de lo que la palabra de Dios nos dice acerca de la noche como tiempo de salvación; pero no hemos dicho nada de nuestra Eucaristía ni de nuestra asamblea.
La Eucaristía de la comunidad cristiana es realización verdadera de la palabra de Dios que hemos escuchado.
A la Eucaristía, como a los caminos de la noche de la salvación, vienen los pobres que esperan el Reino de Dios, los oprimidos que esperan justicia, los pacíficos que esperan la manifestación de los hijos de Dios. En verdad, este tiempo de gracia de nuestra Eucaristía se halla habitado por pobres con esperanza.
En este tiempo de gracia, el Señor hace brillar delante de su pueblo la luz de Cristo resucitado, columna de fuego divino que acompaña en todos los caminos de la vida la peregrinación de los redimidos. En esta Eucaristía, los hijos piadosos de un pueblo justo ofrecen a Dios el único sacrificio agradable a sus ojos, el sacrificio de Cristo Jesús, sacrificio de obediencia ofrecido en la vida y consumado en la muerte del Señor. En este tiempo de gracia, los creyentes aguardamos confiados y esperanzados y vigilantes la llegada del Señor, para abrirle apenas venga y llame. En esta Eucaristía, en la verdad escondida de este admirable sacramento, nosotros somos aquellos siervos dichosos, a quienes el Señor, al llegar y encontrarnos en vela, se ciñe, nos hace sentar a la mesa, y nos va sirviendo, y es él mismo el que se nos entrega como pan de vida y bebida de salvación.
La Eucaristía que celebramos es siempre tiempo de salvación, noche de gracia, noche en la que el Señor fue entregado, noche en la él nos entregó su Cuerpo y su Sangre para el perdón de los pecados y para una alianza nueva y eterna con Dios.
La Eucaristía nos hace moradores de la noche de la salvación, peregrinos en los caminos de la fe, pues en la Eucaristía escuchamos la palabra que en la vida obedecemos; en la Eucaristía acogemos al Señor, de quien en la vida esperamos la llegada; y somos, en cada momento de nuestra vida, el pueblo que el Señor liberó en la Pascua sagrada, los siervos que el Señor sirvió en la santa comunión, los redimidos a quienes el Señor llamó para hacer con ellos una alianza de amor.
Este misterio de salvación que es la celebración eucarística y también nuestra vida, esta noche de gracia más luminosa que el día, anticipa en la experiencia sacramental el encuentro definitivo del Señor con su pueblo: “Dichoso el criado a quien su amo al llegar lo encuentre cumpliendo con su tarea… Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá”. Grande, muy grande es el don que recibimos. Grande, muy grande es la responsabilidad que asumimos. ¡Estad preparados!
¡Feliz domingo!



2016/07/24 - Domingo 17 del Tiempo Ordinario

Monseñor Agrelo (Arzobispo de Tánger)
DOMINGO 17 DEL TIEMPO ORDINARIO



24 de Julio del 2016





Padre nuestro”:
 
Él no es sólo tu prójimo, el de una humanidad que sufre abandonada al borde del camino; él no es sólo tu casa, la de una humanidad que permaneciendo en el amor permanece en Dios; él es también tu Padre, el de una humanidad de hijos de Dios, que por ser nacidos de ese único Padre, son todos ellos hermanos entre sí.
 
La liturgia de este domingo supone que conoces tu condición filial y sabes de qué amor has nacido, qué Espíritu has recibido, qué vida se te ha comunicado. Por eso te invita a discernir deseos y palabras para tiempos de encuentro con tu Padre del cielo en la intimidad familiar.
 
Tú dices “Padre”, y, si lo dices con verdad, lo dices confiado y atrevido, lo dices con gozo, lo dices en la certeza de la esperanza y en la paz.
 
El salmista aquietaba todo deseo en la plenitud que es Dios: “Señor, mi corazón no es ambicioso, ni mis ojos altaneros; no pretendo grandezas que superan mi capacidad; sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre”. Tú, acogido al amparo de la misma plenitud, avivas en el encuentro tus ansias, y pides con el fuego de un deseo que te consume: “Santificado sea tu nombre, venga tu Reino, hágase tu voluntad”.
 
Tú dices “Padre”, y todo tu ser se remansa en la fe, porque “Dios ha enviado a tu corazón el Espíritu de su Hijo, que clama: ¡Abbá, Padre!”
 
Tú dices “Padre nuestro”, y aunque lo digas desde la singularidad personal, si lo dices con verdad, hallarás tu soledad poblada de hermanos, y tu corazón será casa abierta para la humanidad entera.
 
Entra ahora en el misterio de la eucaristía que celebras y de la comunión que haces. La fe te ha enseñado que comulgas con Cristo cabeza de la Iglesia; comulgas con la Iglesia cuerpo de Cristo; comulgas con “los hombres que Dios ama”, comulgas con todos para ser un pueblo “unido por la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.
 
Entra en el misterio de este pueblo, de este cuerpo único, y escucha cómo resuena en ese templo de piedras vivas el eco de la oración común –la tuya, la de la Iglesia, la de la humanidad, la oración de Cristo Jesús-: “¡Abbá, Padre!” “¡Padre nuestro!”
 
Las palabras de tu invocación envuelven en el amor del Padre todo lo que deseas, lo que pides, lo que buscas, lo que necesitas para acoger en la noche a tu amigo. Y con esas mismas palabras reconoces ya otorgado lo que de tu Padre del cielo esperabas recibir.
 
Feliz domingo, Iglesia de Dios. Feliz domingo, hermanos.



Bioética. Las células madre adultas y las IPS se han colocado en la vanguardia de la investigación de más de 60 enfermedades degenerativas. La investigación con células madre procedentes de embriones humanos, comenzó a finales de los años 90 del siglo pasado. Con esto se pretendía obtener líneas celulares (células con capacidad de proliferar), potencialmente útiles para el tratamiento de enfermedades degenerativas. Estas investigaciones, que conllevan la destrucción de embriones, resultaron poco eficaces ya que generaban tumores y rechazo inmunológico. La alternativa inicial estaba en el uso de células madre provenientes de tejidos adultos, que comenzaron a dar resultados clínicos favorables. Pero la auténtica revolución parece venir de lo que se ha denominado “reprogramación celular”. Las células madre adultas, especialmente las de sangre del cordón umbilical, y las IPS se han colocado en la vanguardia de la investigación de más de 60 enfermedades degenerativas.



1 Bioética. Las células madre adultas y las IPS se han colocado en la vanguardia de la investigación de más de 60 enfermedades degenerativas. La investigación con células madre procedentes de embriones humanos, comenzó a finales de los años 90 del siglo pasado. Con esto se pretendía obtener líneas celulares (células con capacidad de proliferar), potencialmente útiles para el tratamiento de enfermedades degenerativas. Estas investigaciones, que conllevan la destrucción de embriones, resultaron poco eficaces ya que generaban tumores y rechazo inmunológico. La alternativa inicial estaba en el uso de células madre provenientes de tejidos adultos, que comenzaron a dar resultados clínicos favorables. Pero la auténtica revolución parece venir de lo que se ha denominado “reprogramación celular”. Las células madre adultas, especialmente las de sangre del cordón umbilical, y las IPS se han colocado en la vanguardia de la investigación de más de 60 enfermedades degenerativas. Cfr. Células madre: La vanguardia científica también es ética José Ignacio Moreno, Aceprensa 11-ABR.2013 LAS CÉLULAS MADRE Autor: Nicolás Jouve Digital Reasons. Madrid (2013). 5 €. Del 11 al 13 de abril tendrá lugar en el Vaticano una Conferencia Internacional sobre “Medicina regeneradora: cambio fundamental en la ciencia y la cultura”. Tomasz Trafny, del Departamento científico del Pontificio Consejo para la Cultura, ha explicado que esta iniciativa quiere transmitir “el apoyo de la Iglesia a una investigación ética de calidad, tanto a los estudiosos para que no tengan dudas de nuestro compromiso, como a los que viven el drama de las enfermedades degenerativas y desean que la investigación les dé señales de esperanza”. Una puesta a punto de esta temática ha sido realizada por Nicolás Jouve de la Barreda, Catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá, y actual miembro del Comité de Bioética de España, en un reciente libro electrónico titulado Las células madre en la editorial Digital Reasons. Tras trazar un claro resumen de la historia de la biología, este autor da un giro antropológico y sostiene que en las sociedades actuales parece haberse producido una ruptura del consenso moral tradicional que defiende la dignidad de la vida de todo ser humano. Esta dignidad no es reconocida en algunos casos. Posteriormente nos explica el origen y las nociones fundamentales de la ciencia genética, para llegar a cuestiones que actualmente suscitan un vivo debate. Las células madre adultas y las IPS se han colocado en la vanguardia de la investigación de más de 60 enfermedades degenerativas Reprogramación de células La investigación con células madre –que tienen capacidad de diferenciarse en diversos tipos de 2 tejidos- procedentes de embriones humanos, comenzó a finales de los años 90 del siglo pasado. Con esto se pretendía obtener líneas celulares (células con capacidad de proliferar), potencialmente útiles para el tratamiento de enfermedades degenerativas. Estas investigaciones, que conllevan la destrucción de embriones, resultaron poco eficaces ya que generaban tumores y rechazo inmunológico. La alternativa inicial estaba en el uso de células madre provenientes de tejidos adultos, que comenzaron a dar resultados clínicos favorables. Pero la auténtica revolución parece venir de lo que se ha denominado “reprogramación celular”. Jouve nos explica el comienzo de estas investigaciones, cuando John Gurdon y sus colaboradores de la Universidad de Cambridge sugirieron activar el gen Oct4 en células de tejidos adultos, para rejuvenecerlas. Shinya Yamanaka (ver Aceprensa, 9-10-2012) comenzó una reprogramación de células somáticas, mediante cuatro factores genéticos, para lograr células madre pluripotentes (generadoras de diversos tipos de tejidos). A estas células las llamó IPS (induced pluripotent stem). Los exitosos estudios de Yamanaka y Thomson dejaron obsoletas las investigaciones con células embrionarias. En 2008, Science calificó la reprogramación celular como el descubrimiento científico del año. Pronto hubo resultados clínicos satisfactorios en la regeneración de tejidos cardiacos dañados. Actualmente están en marcha posibles aplicaciones para la atrofia muscular espinal, así como para la producción de células de larga duración en el sistema inmune (Nishimura, en Stem Cell, 2013). El premio Nobel de medicina de 2012 recayó sobre John Gurdon –quien afirmó en los años 60 que la especialización de las células no es irreversible– y Shinya Yamanaka. Las células IPS no están exentas de inconvenientes; por ejemplo, todavía suelen producir una insuficiente masa de células pluripotentes. Algunos investigadores han logrado producir células IPS a partir de células adultas, sin pasar por reprogramaciones celulares a un estado similar al embrionario, como hizo Yamanaka. Mickie Bhatía, de la Universidad McMaster de Ontario, ha transformado directamente células de la piel en sanguíneas. Juan Carlos Izpisúa, director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, ha logrado transformar células del cordón umbilical de recién nacidos en neuronas. Algunos investigadores han logrado producir células IPS a partir de células adultas, sin pasar por reprogramaciones celulares a un estado similar al embrionario Por dónde va hoy la investigación Jouve explica que en enero de 2013 se habían registrado en el mundo 4.222 ensayos clínicos con células madre adultas –117 de ellos con producción de células IPS– y tan solo 26 con células embrionarias. Las células madre adultas, especialmente las de sangre del cordón umbilical, y las IPS se han colocado en la vanguardia de la investigación de más de 60 enfermedades degenerativas. La investigación con células madre embrionarias ha entrado en una vía muerta. La revista norteamericana Inventor’s Business Daily, decía el 12 de enero de 2011: “Después de 5 años en los que se han derrochado el presupuesto de 3.000 millones de dólares destinados a la investigación con células madre embrionarias no ha habido ninguna cura, ninguna terapia y poco progreso. Por eso los inversores abrazan ahora la causa a la que se opusieron en su día (la investigación con células que no suponen la destrucción de embriones)”. Las investigaciones que atentan contra los embriones humanos, llamados eufemísticamente preembriones (ver Aceprensa 7-03-2013), no tienen razón de ser. El Tribunal de Justicia Europeo, en una sentencia del 18-10- 2011, ha excluido que se puedan patentar los resultados de investigaciones logradas con la destrucción de embriones o su utilización como materia prima. La citada sentencia afirma que la utilización de los embriones humanos para fines distintos a la procreación son contrarios a la moral y al orden público. Aunque esto no supone un cambio en la 3 perspectiva general sobre el tratamiento jurídico del embrión, la decisión supone un varapalo a la viabilidad de la investigación con células embrionarias. También la actual Ley Española 14/2007 de Investigaciones Biomédicas ha quedado desfasada desde un punto de vista científico y jurídico. Esta ley autoriza la “transferencia nuclear terapéutica” (“clonación terapéutica”) al tiempo que prohíbe la “clonación reproductiva”. Pero no hay que olvidar que la llamada “clonación terapéutica” no es más que la misma “clonación reproductiva” con fines de investigación. Por otra parte, el artículo 31.5 permite “cualquier técnica para la obtención de células troncales (madre) humanas”. Las nuevas investigaciones sobre medicina regenerativa justifican nuevas leyes biomédicas acordes a los citados avances Genética y “bebés medicamento” Jouve explica los últimos conocimientos de la genética y sus posibles aplicaciones médicas. Nature publicó en abril de 2003 un número completo sobre el genoma humano. Francis Collins, investigador del proyecto, reconoce que todavía no se han producido aplicaciones significativos con motivo de la secuenciación completa del ADN humano. Sin embargo, la genómica –ciencia sobre los datos genéticos– estará al servicio de una medicina personalizada genéticamente. Es posible que el análisis genético sea en un futuro una herramienta rutinaria en la oncología. Por otra parte, la reprogramación celular puede ser aplicada en la medicina personalizada, en tratamientos contra la esquizofrenia, la esclerosis lateral amiotrófica y otras enfermedades degenerativas. El uso de genes correctores ha producido efectos curativos en “niños burbuja” –sin sistema inmune– , como en el caso de la niña brasileña Ashanti de Silva, en 1990. En otras ocasiones los resultados clínicos han sido adversos. La terapia génica combinada con las células madre no embrionarias tiene un enorme potencial. En 2012 se han hecho ensayos clínicos positivos con animales, como los llevados a cabo respecto a retinitis pigmentosa en ratones. Los “bebés medicamento” (ver Aceprensa, 13-01-2012) constituyen otro problema ético y médico relevante. Se trata de buscar hermanos histocompatibles con un nacido enfermo. Esta técnica conlleva el uso del Diagnóstico Genético Preimplantatorio (DPG) y, por tanto, la destrucción de embriones sanos producidos in vitro, pero no compatibles para el uso por el que se les produce. Por otra parte, la eficacia clínica del bebé medicamento para ayudar a su hermano enfermo es del 2,5%, según Jouve. Para este autor los transplantes de sangre de cordón umbilical (SCU) son una alternativa eficaz al bebé medicamento. Las nuevas investigaciones sobre medicina regenerativa excluyen la destrucción de la vida humana embrionaria, cuya dignidad es defendida por un amplio sector científico y social. Estas razones justifican nuevas leyes biomédicas acordes a los citados avances. ___________________ (1) Nicolás Jouve, Las células madre. Digital Reasons. Madrid (2013). 5 €. www.parroquiasantamonica.com Vida Cristiana

2017/02/05 - Domingo 5º del Tiempo Ordinario, ciclo A (5 de febrero de 2017).



Domingo 5º del Tiempo Ordinario, ciclo A (5 de febrero de 2017). En todos los textos de la

liturgia de hoy se nos habla de la luz: para decirnos, por ejemplo, a) que el Señor es la luz del mundo y quien le sigue tendrá la luz de la vida (Aleluya, Juan 8, 12B); b) que nosotros somos luz del mundo (Mateo 5, 14). Dios es luz que se nos manifiesta en Cristo y los cristianos – dice san Pablo – somos luz “en el Señor” (Efesios 5,8): por vocación estamos llamados a ser luz: “El justo brilla en las tinieblas como una luz” (Salmo responsorial). Se trata de una luz que refleja la luz de Cristo; por tanto sólo se dará si no nos apartamos de la enseñanza del Señor y nos adherimos a su persona, si vivimos en comunión con Él. La oscuridad en nuestras vidas es la señal de la lejanía de la fuente de la luz.

Cfr. Gianfranco Ravasi, Secondo le Scritture, Anno A, Piemme Novembre 1995, V Domenica; R. Cantalamessa, La parola e la vita Anno A, Citta Nuova XI edizione, giugno 2001.

Isaías 58, 7-10. Así dice el Señor: «Parte tu pan con el hambriento, hospeda a los pobres sin techo,
viste al que ves desnudo, y no te cierres a tu propia carne. 8 Entonces romperá tu luz como la aurora, en seguida te brotará la carne sana; te abrirá camino la justicia, detrás irá la gloria del Señor. 9 Entonces clamarás al Señor, y te responderá; gritarás, y te dirá: «Aquí estoy. » Cuando destierres de ti la opresión, el gesto amenazador y la maledicencia, 10 y ofreces tu propio sustento al hambriento y sacies el alma afligida, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad será como el mediodía.»
Salmo responsorial Salmo 111, 4-5. 6-7. 8a y 9 (R.: 4a)
R. El justo brilla en las tinieblas como una luz.
4 En las tinieblas brilla como una luz el que es justo
, clemente y compasivo. 5 Dichoso el hombre compasivo y que presta, y que administra con justicia sus asuntos. R. 6 El justo jamás vacilará, y será siempre recordado. 7 No temerá las malas noticias, su corazón está firme en el Señor. R. 8 Su corazón está seguro, sin temor. Reparte limosna a los pobres; su caridad es constante, sin falta, y alzará la frente con dignidad. R.
1 Corintios 2, 1-5
Yo, hermanos, cuando vine a vosotros a anunciaros el misterio de Dios, no lo hice con sublime elocuencia o sabiduría, pues nunca entre vosotros me precié de saber cosa alguna, sino a Jesucristo, y éste crucificado. Me presenté a vosotros débil y temblando de miedo; mi palabra y mi predicación no fue con persuasiva sabiduría humana, sino en la manifestación y el poder del Espíritu, para que vuestra fe no se apoye en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.
Aleluya Juan 8, 12b: Yo soy la luz del mundo, dice el Señor, el que me sigue tendrá la luz de la vida.
Mateo 5, 13-16. En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: 13 «Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. 14 Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del candelero, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. 16 Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo. »

LA LUZ
Alumbre así vuestra luz a los hombres,
para que vean vuestras buenas obras
y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.
(Mateo 5, 16)

1. Dios es luz, que se nos manifiesta en Cristo


  • Algunas frases de la Escritura en las que se afirma que Dios es luz


  • ¿El Señor es mi luz y mi salvación: a quién temeré? (Sal 27,1); ¿No tendrás ya al sol como luz del día, ni
te iluminará el resplandor de la luz, sino tendrás al Señor como luz eterna (Isaías 60,19); Si me siento en tinieblas, el Señor es mi luz (Miqueas 7,8); Este es el mensaje que le hemos oído y que os anunciamos: Dios es luz y no hay en Él tinieblas de ninguna clase (1 Juan 1,5); ¡Haz brillar sobre nosotros la luz de tu rostro! (Salmo 4,7); En tu luz vemos la luz (Salmo 36, 10); Tu palabra es antorcha para mis pasos Salmo 119, 105).

  • Esa luz, que Jesucristo nos da a conocer, es punto de referencia para encarecer a los cristianos un comportamiento cierto. El conocimiento de Dios en la Biblia es un conocimiento amoroso que lleva al cumplimiento de su voluntad.


  • 1 Juan 1,5: “Este es el mensaje que hemos oído de él y que os anunciamos: Dios es luz y en él
no hay tiniebla alguna”.
  • NuevoTestamento, Eunsa 2004, nota a 1 Juan 1,5: “Con la imagen de la luz, se vislumbra lo que
significa la revelación: Dios es la luz, Jesucristo nos la ha dado a conocer, y la revelación cristiana es el resplandor de esa luz. La afirmación «Dios es luz» va a servir a san Juan para encarecer a los cristianos un comportamiento recto. Así hace también san Agustín, cuando comenta que « deben ser arrojadas de nosotros las tinieblas para que entre la luz, porque las tinieblas no se compaginan con la luz» (In Epistolam Ioannis ad Parthos, 1,5).
  • Cfr. la primera carta de San Juan: a) Dios es luz, y los cristianos debemos caminar en la luz, rechazar el
pecado y cumplir los mandamientos (1 Juan 1,5-2,27); b) debemos vivir como hijos de Dios, libres de pecado; por otra parte, la caridad fraterna es señal del cristiano (2, 28- 4,19) 1.
  • Podemos comprender algo de la naturaleza de la luz de Dios si consideramos, como hace el Catecismo, que Dios es transcendente y al mismo tiempo esté presente especialísimamente en cada uno de nosotros.
  • Catecismo de la Iglesia Católica, n. 300: Dios es infinitamente más grande que todas sus obras (Cf
Sirácide 43, 28): «Su majestad es más alta que los cielos» (Salmo 8, 2), «su grandeza no tiene medida» (Sal 145, 3). Pero porque es el Creador soberano y libre, causa primera de todo lo que existe, está presente en lo más íntimo de sus criaturas: «En El vivimos, nos movemos y existimos» (Hechos 17, 28). Según las palabras de S. Agustín, Dios es «superior summo meo et interior intimo meo» («Dios está por encima de lo más alto que hay en mí y está en lo más hondo de mi intimidad») (Conf. 3, 6, 11).
  • Ravasi, o.c. p. 156: “La luz es externa a nosotros, no la podemos tener en las manos, como Dios, que es
superior y transcendente; y, sin embargo, nos envuelve, nos calienta, nos atraviesa igual que Dios que está cerca de nosotros «más de lo que está nuestra aorta», como se lee en el Corán”.

2. El justo brilla en las tinieblas como una luz

  • En la Revelación se habla - como ya hemos visto - de Dios como alguien que es luz para nuestras vidas,
de que esa luz nos llega a través de Jesucristo. Pero en el Evangelio que se ha leído hoy, nos encontramos con la sorpresa de que el Señor habla de la luz refiriéndola a los discípulos: «vosotros sois la luz del mundo» (Mt 5,14).
  • Características de esta luz de los justos
a) Es una luz refleja. La oscuridad de muchos cristianos es la señal de la lejanía de la fuente de la luz que es el amor de Dios.
Se trata de los justos que, inundados por la luz divina, reverberan la luz de Dios que ilumina a los hombres, como la luna refleja la luz del sol: quien es fiel es antorcha que resplandece y calienta 2. Encontramos esta imagen en la primera Lectura (Isaías 58): brilla la luz de quien hace buenas obras (vv. 8 y 10), y en el Salmo Responsorial (112/111): «en las tinieblas brilla como una luz el que es justo» (v. 4)
  • La liturgia de hoy se convierte en una celebración de la luz que el hombre puede irradiar en el mundo
con su testimonio. El frío, la indiferencia, la oscuridad de muchos cristianos es la señal de su lejanía de la fuente de la luz que es el amor de Dios. Una lámpara sin aceite no sirve para nada como la sal insulsa. El anuncio de Dios no pasa solamente a través de las palabras sino también a través de las manos che hacen la paz, que confortan, que colaboran como las manos de Cristo que curaban y consolaban. Sin esconderse, sin camuflarse, sin convertirse en perezoso, el cristiano debe exponerse al sol de Dios como la ciudad que está sobre el monte3.
b) Encendemos nuestra lámpara en la luz del Señor
  • Encendemos nuestra lámpara en su luz. San Pablo afirma que somos luz «en el Señor»: «porque en otro
tiempo erais tinieblas, ahora en cambio sois luz en el Señor» (Efesios 5,8). Es en el Bautismo donde hemos recibido la luz de Cristo. “Por eso, el sacramento del Bautismo recibe también el nombre de «iluminación» porque, con él, es iluminado el espíritu de los que reciben la predicación evangélica y se incorporan a Cristo (Cfr. S. Justino, Apología 1,61,12)” (Nuevo Testamento, Eunsa 2004, nota a Efesios 5, 8-20). En realidad, es Jesús quien viene a nosotros (en el Bautismo recibimos el Espíritu de Cristo) y, por tanto, nuestro cometido es hacer transparente la presencia luminosa de Cristo, permitiéndole así que continúe siendo luz y sal en la tierra 4.
  • Mirad que el Señor suspira por conducirnos a pasos maravillosos, divinos y humanos, que se traducen
en una abnegación feliz, de alegría con dolor, de olvido de sí mismo. Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo. Un consejo que hemos escuchado todos. Hemos de decidirnos a seguirlo de verdad: que el Señor pueda servirse de nosotros para que, metidos en todas las encrucijadas del mundo —estando nosotros metidos en Dios—, seamos sal, levadura, luz. Tú, en Dios, para iluminar, para dar sabor, para acrecentar, para fermentar.
»Pero no me olvides que no creamos nosotros esa luz: únicamente la reflejamos. No somos nosotros los que salvamos las almas, empujándolas a obrar el bien: somos tan sólo un instrumento, más o menos digno, para los designios salvadores de Dios. Si alguna vez pensásemos que el bien que hacemos es obra nuestra, volvería la soberbia, aún más retorcida; la sal perdería el sabor, la levadura se pudriría, la luz se convertiría en tinieblas5.
Todo lo que tenemos lo hemos recibido de Dios, para ser sal que sazone, luz que lleve a los hombres la nueva alegre de que El es un Padre que ama sin medida. El cristiano es sal y luz del mundo no porque venza o triunfe, sino porque da testimonio del amor de Dios; y no será sal, si no sirve para salar; no será luz si, con su ejemplo y con su doctrina, no ofrece un testimonio de Jesús, si pierde lo que constituye la razón de ser de su vida6.
c) La luz es la de las buenas obras, como aparece en la primera lectura
  • Compartir el pan ... no oprimir.... no hablar mal de los demás 7 ... En este capítulo 58 de Isaías, se
denuncia el falso ayuno, o lo que es lo mismo, el formalismo en la práctica del mismo. “El Señor no tolera la hipocresía de una religiosidad meramente externa, que no se refleja en promover y respetar la justicia en la vida ordinaria y la preocupación por los más necesitados. (...) La vuelta a Dios no consiste en multiplicar los actos externos de culto y los ayunos, mientras se practican injusticias, se oprime al obrero y se abandona al pobre. No es de extrañar que Dios no atienda los ayunos realizados mientras no se corrijan las injusticias y la violencia – vv. 3-68.
d) luz para dar gloria a Dios
  • Así brille vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas acciones y glorifiquen a
vuestro Padre que está en los cielos” 9.

3. Papa Francisco: hay una serie de comportamientos que amenazan con esconder la luz de la fe.

Cfr. Homilía en Santa Marta, el lunes 19 de Septiembre de 2016, 25 semana del Tiempo Ordinario.

  • Algunos consejos para proteger la luz de la fe de los comportamientos que amenazan con esconder esa fe.

La luz de la fe es luz de verdad, la que nos da Jesús en el Bautismo, no es una luz artificial. Es una luz mansa, serena, que nunca se apaga. Pero hay una serie de comportamientos que amenazan con esconder esa luz, y hemos de seguir los consejos que el Señor nos recomienda en la primera lectura (Proverbios 3,27-34), para que esa luz no se vuelva oscura.
Ante todo, no hacer esperar al que lo necesita. No retrasar nunca el bien; el bien no aguanta el frigorífico: el bien es de hoy, y si no lo haces hoy, mañana no estará. No esconder el bien para mañana, porque ese «anda, vete; mañana te lo daré» tapa la luz, y puede ser una injusticia.
Otro modo —son consejos para no tapar la luz— es «no trames daños contra tu prójimo, mientras él vive confiado contigo». Cuántas veces la gente confía en una persona o en otra y éste trama el mal para destruirlo, para mancharlo, para hacerlo caer. Es el pequeño trozo de mafia que todos tenemos a mano. ¡El que se aprovecha de la confianza del prójimo para tramar el mal, es un mafioso! ‘Pero si yo no pertenezco a…’: sí, eso es mafia, aprovecharse de la confianza… Y eso tapa la luz. Te hace oscuro. ¡Toda mafia es oscura!
Luego está la tentación de pelearse siempre, el placer de pelear incluso con quien no nos ha hecho nada malo: «no pleitees con nadie sin motivo, si no te ha hecho daño». Siempre buscamos algo para discutir. Pero, al final, eso cansa: no se puede vivir así. Es mejor dejar pasar, perdonar, disimular no haberlo visto… no discutir continuamente.
Otro consejo que da el Padre a sus hijos para no tapar la luz: «no envidies al violento, ni sigas su camino; porque el Señor aborrece al perverso, pero se confía a los hombres rectos». Y muchas veces, algunos tenemos celos, envidias por los que tienen cosas, los que tienen éxito, o los que son violentos.
Repasemos un poco la historia de los violentos, de los poderosos. Es tan sencillo: los mismo gusanos que nos comerán a nosotros se los comerán a ellos; ¡los mismos! Al final seremos todos iguales. Envidiar el poder, tener celos… eso tapa la luz. De aquí el consejo de Jesús: Sed hijos de la luz y no hijos de las tinieblas; proteged la luz que se os dio como don el día del Bautismo. Ni esconderla bajo la cama, sino protegerla. Y para proteger la luz están esos consejos, que hay que poner en práctica todos los días. No son cosas raras: todos los días vemos esas cosas que tapan la luz.
Que el Espíritu Santo, que todos recibimos en el Bautismo, nos ayude a no caer en esas feas costumbres que tapan la luz, y que nos ayude a llevar adelante la luz recibida gratuitamente, esa luz de Dios que hace tanto bien: la luz de la amistad, la luz de la mansedumbre, la luz de la fe, la luz de la esperanza, la luz de la paciencia, la luz de la bondad.



Vida Cristiana

1 Cfr. Nuevo Testamento, Eunsa 2004 y Nuevo Testamento, la Casa de la Biblia, 6ª edición, Notas a los cap. 1 a 4 de la Primera Carta de San Juan.
2 Biblia de Jerusalén, nota a Salmo 112/114: “Se aplica así al justo lo que en otros pasajes se dice de Dios (Salmo 18, 29; 27,1”; Libros poéticos y sapienciales, Eunsa 2001, nota a Salmo 112, 2-9: “El v. 4 no es claro y puede entenderse también en el sentido de que el justo brilla como una luz siendo clemente y misericordioso. Se aplicarían entonces al hombre, por primera y única vez en toda la Biblia, los atributos que se aplican a Dios (Cfr. por ejemplo en Ex 34,6); pero esa novedad responde a la orientación del salmo”.
3 Ravasi, o.c. p. 157
4 Cfr. R. Cantalamessa o.c., p. 159.
5 San Josemaría Escrivá, Amigos de Dios, n.250
6 ibid., n. 100
7 Cfr. Maledicencia, hablar mal de los demás: primera Lectura, Isaías 58,9
8 Libros proféticos, Eunsa 2002, nota a Isaías 58, 1-14.

9 Mateo 5,16

2017/02/05 - Domingo de la quinta semana de Tiempo Ordinario. Vosotros sois la luz del mundo Lectura del santo Evangelio según san Mateo 5, 13-16

Vosotros sois la luz del mundo:

Monseñor Agrelo (Arzobispo de Tánger)

La Palabra que era la luz verdadera que alumbra a todo hombre”, dice a sus discípulos: “Vosotros sois la luz del mundo”.
La Palabra ilumina a todos viniendo al mundo. Los discípulos de la Palabra han de iluminar estando en el mundo.
La Palabra no es del mundo, sino de Dios. Y no son del mundo los discípulos, sino de la Palabra y del Padre que la pronuncia.
Hoy, en la celebración eucarística, escuchamos al Señor que dice: “Vosotros sois la luz del mundo”, y comulgamos con el Señor que es la luz del mundo.
Escuchas, crees, comulgas, y sabes que tu luz es la luz de Cristo que brilla en tus pensamientos, en tus palabras, en tus sentimientos, en tu rostro, en tus gestos, en tus obras, en tu vida.
Escuchas, crees, comulgas, y sabes que ser luz, como ser Cristo, no es sólo lo que la gracia y la fe han hecho de ti, sino que es también tu vocación, tu misión, lo que la gracia y la fe han de completar en ti.
Entra en el misterio de tu vocación, que es el misterio de tu comunión con Cristo: “Vosotros sois la luz del mundo”.
No lo sois por poderosos, no lo sois por sabios, no lo sois por vuestras riquezas, no lo sois por vuestro ingenio. Sois luz porque estáis en el mundo como el que sirve, como discípulos de la Luz que dijo de sí misma: “El Hijo del hombre no ha venido a ser servido sino a servir y dar su vida en rescate por muchos”. Sois luz porque, como Jesús, habéis sido ungidos por el Espíritu Santo y habéis sido enviados “a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista”.
Ahora escucha las palabras del profeta: “Parte tu pan con el hambriento, hospeda a los pobres sin techo, viste al que va desnudo… Entonces romperá tu luz como la aurora… Cuando destierres de ti la opresión, el gesto amenazador y la maledicencia, cuando partas tu pan con el hambriento y sacies el estómago del indigente, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía”.
Hoy, la sencilla declaración evangélica: “Vosotros sois la luz del mundo”, es un envío en misión a la noche en que viven los empobrecidos, los excluidos, los sin papeles, los sin voz.
Feliz domingo.

Aborto. El pasado 11 de octubre 2013, el Papa nombró a Andrew Cozzens obispo auxiliar de St Paul y Minneapolis, las ciudades gemelas de Minnesota (Estados Unidos). Fue ordenado sacerdote en 1997 a los 28 años, tiene ahora 45 y es profesor de Teología Sacramental y encargado de liturgia en el seminario diocesano y una persona conocida y apreciada en su entorno, donde nadie se atrevería a considerarle "un monstruo". En 1968 quisieron abortarlo porque iba a nacer «un monstruo»: su madre se negó … y va a ser obispo.



1 Aborto. El pasado 11 de octubre 2013, el Papa nombró a Andrew Cozzens obispo auxiliar de St Paul y Minneapolis, las ciudades gemelas de Minnesota (Estados Unidos). Fue ordenado sacerdote en 1997 a los 28 años, tiene ahora 45 y es profesor de Teología Sacramental y encargado de liturgia en el seminario diocesano y una persona conocida y apreciada en su entorno, donde nadie se atrevería a considerarle "un monstruo". En 1968 quisieron abortarlo porque iba a nacer «un monstruo»: su madre se negó … y va a ser obispo. Cfr. El médico se negó a continuar atendiendo el embarazo. En 1968 quisieron abortarlo porque iba a nacer «un monstruo»: su madre se negó... y va a ser obispo Andrew Cozzens, futuro obispo auxiliar de St Paul y Minneapolis. Actualizado 2 noviembre 2013 – Religión en Libertad Compartir: | Imprimir | Corregir | Enviar | Comentar 1 C.L. / ReL El pasado 11 de octubre, el Papa nombró a Andrew Cozzens obispo auxiliar de St Paul y Minneapolis, las ciudades gemelas de Minnesota (Estados Unidos). Fue ordenado sacerdote en 1997 a los 28 años, tiene ahora 45 y es profesor de Teología Sacramental y encargado de liturgia en el seminario diocesano y una persona conocida y apreciada en su entorno, donde nadie se atrevería a considerarle "un monstruo". Pero hubo alguien que sí lo hizo, y cuando aún no había nacido. Lo ha contado su madre a The Catholic Spirit precisamente a raíz de su nombramiento, y desvela que el futuro obispo pudo haber muerto abortado si Judy, que tiene hoy 69 años, hubiese seguido los consejos de su ginecóloga. "Un monstro" Cuando estaba embarazada de cinco meses de quien sería su segundo hijo, empezó a Con 16 años, habla 4 idiomas, toca el violín, da conferencias, va a misa: era abortable por Down El Papa Francisco telefonea a Anna, quien rechazó abortar: «¡Yo bautizaré a tu hijo!» Ninguno de los 7 estudios desde 1995 muestra que sea peor tener un hijo «no deseado» que abortarlo Felipe y Paulo son gemelos y sacerdotes: casi les abortaron cuando el aborto era legal en Chile 2 sentir dolor en la tripa, que al principio atribuyó a un virus que en aquel momento hacía estragos en el colegio donde daba clase. Pero pronto comprendió que realmente lo que estaba era experimentando dolores de parto. Un parto peligrosamente prematuro. Acudió rápidamente al hospital con Jack, su marido, y allí lograron detener el proceso. El padre Cozzens con su madre, 45 años después de la gran decisión. Pero al día siguiente, el médico llegó a la habitación con una propuesta terrible: "Usted trae un feto deforme. No puede continuar con el embarazo". "¿Qué quiere decir?", contestó Judy, una mujer de firmes convicciones católicas: "¡Es mi hijo!". "No, creo que no me entiende", insistió el doctor: "Lo que usted lleva dentro es un monstruo y no debe continuar este embarazo". El aborto en Estados Unidos aún no se consideraba un derecho, pero sí se empezaba a practicar por razones consideradas "terapéuticas". "Es mi hijo, y lo que Dios nos envíe, lo aceptaremos", respondió sencillamente su madre. El médico se negó a continuar atendiendo el embarazo, pero encontraron un sustituto que lo llevó a término el 3 de agosto de 1968. Las tareas de Dios Andrew nació perfectamente normal, aunque con un eczema que cubría todo su cuerpo. Tuvo algunos problemas más de salud, como unas alergias que le dieron la lata durante dos años y degeneraron en un asma crónica que todavía le afecta. ¡Nada que convierta a nadie en un "monstruo"! Aunque, paradójicamente, ese asma le sirvió para despuntar a la vocación de entrega a Dios a una edad tan temprana como los 4 años. Una noche, durante una estancia hospitalaria en la que tuvieron que conectarle a un pulmón artificial, le dijo al médico que estaba con él: "Vaya a dormir a la cama. Estaré bien. Voy a crecer y a dedicarme a las tareas de Dios". De hecho, ¡lo hizo aquel mismo día! El doctor le dijo luego a Jack y Judy que estaba perdiendo su fe en Dios a consecuencia de un proceso de divorcio muy doloroso, y que las 3 palabras del pequeño le habían ayudado. Campanas por un sacerdote aún no concebido Andrew creció en una familia muy devota. Sus padres se habían conocido en 1964 como estudiantes universitarios en una cita a ciegas, y cuatro semanas después de quedar por primera vez, Jack le propuso matrimonio a Judy... ¡en la capilla de la universidad, tras rezar un rato juntos! "Ella dijo sí inmediatamente, y mientras le ponía el anillo de compromiso, las campanas de la capilla empezaron a sonar. Miré mi reloj y eran las 18.23. No había razón para que sonasen a esa hora, así que nos encantó el hecho", confiesa Jack, quien cree que fue un signo de que iban a ser bendecidos con un hijo sacerdote. Su vocación se fraguó también gracias a la amistad de la familia con un sacerdote de Denver, donde vivieron una temporada para tratar al pequeño en un centro especializado en asma.Monseñor Thomas Barry adelantó un poco incluso su Primera Comunión para que pudiese ayudarle a misa antes de jubilarse. Buen corazón Y el "monstruo" siguió haciendo vida normal, e incluso más que normal, pues siguiendo las aficiones de montañero de su padre, lo ha sido él también. Junto con su hermana mayor, Helen (madre de una jugadora de baloncesto que apunta alto), y su hermano de acogida, Sergei, escalaron en 1982 el difícil Grand Teton de Wyoming. El futuro obispo con su sobrina AnneMarie, una de las estrellas del laureado equipo local de baloncesto femenino. Por cierto que con Sergei, hoy abogado, Andrew también mostró su buen corazón. La familia lo intentó adoptar cuando tenía 15 años, pero no lo consiguieron, aunque pasó con ellos una temporada tan larga que lo consideran uno más. En una ocasión, mientras estaban cenando y comentando las dificultades para la adopción, el futuro obispo, que 4 tenía entonces 10 años, se lamentó: "¿Cuál es el problema? Sergei necesita un hogar y nosotros tenemos uno". Siempre ha sido muy sensible a esa problemática, por su relación con Sergei y por su propio caso, y ya como sacerdote formó parte de Safe Place for Newborns, una organización que atiende recién nacidos en riesgo de ser abandonados. Doctor por el Angelicum Tras estudiar en un colegio público, formarse con los benedictinos y crecer en la fe durante un tiempo con la Renovación Carismática, Andrew entró en el seminario, se ordenó sacerdote, y luego acudió al Angelicum de Roma (la universidad de los dominicos),donde se doctoró en 2008 con una tesis sobre el sacerdote como "imagen viva de Jesucristo". ¿Lo será como obispo? Judy cree que sí: "Es un sacerdote bueno y santo, un hombre humilde y un soldado fuerte. Está listo. Está preparado". Es su madre quien lo dice, cierto, pero... es una madre que hace 45 años aceptó serlo "de un monstruo" si ésa era la voluntad de Dios. La credibilidad se la ha ganado a pulso. Lea también: - El obispo de Denver se hizo provida cuando era un joven enfermero alejado de la fe y asistió a un aborto en primera línea - El obispo de San Agustín se salvó de ser abortado: sus padres, inmigrantes pobres, resistieron las presiones de la "trabajadora social" www.parroquiasantamonica.com Vida Cristiana

Aborto (2013). Defensores del aborto intimidan a testigos y encubren escándalo sobre anticonceptivos que tienen efectos secundarios mortales. Se pagaron incentivos en dinero a médicos locales de África para que colocaran inyecciones a miles de mujeres desprevenidas en un ensayo subvencionado en parte por Usaid y la Fundación Gates. Los activistas, junto con donantes adinerados que aportan a la salud reproductiva, temen que estas revelaciones obstaculicen los derechos reproductivos. Entre las violaciones perpetradas por compañías farmacéuticas, proveedores de salud y fundaciones, se encuentran experimentos antiéticos realizados con mujeres africanas y el uso extendido del anticonceptivo inyectable Depo Provera en millones de mujeres de color pobres, pese a sus conocidos efectos secundarios mortales documentados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Institutos Nacionales de la Salud. «Son personas como yo que se dicen progresistas las que están perjudicando a las mujeres porque quieren que todos tengan un modo de razonamiento: abortar», explicó Fosu, «eliminar el embarazo por cualquier medio necesario».



1 Aborto (2013). Defensores del aborto intimidan a testigos y encubren escándalo sobre anticonceptivos que tienen efectos secundarios mortales. Se pagaron incentivos en dinero a médicos locales de África para que colocaran inyecciones a miles de mujeres desprevenidas en un ensayo subvencionado en parte por Usaid y la Fundación Gates. Los activistas, junto con donantes adinerados que aportan a la salud reproductiva, temen que estas revelaciones obstaculicen los derechos reproductivos. Entre las violaciones perpetradas por compañías farmacéuticas, proveedores de salud y fundaciones, se encuentran experimentos antiéticos realizados con mujeres africanas y el uso extendido del anticonceptivo inyectable Depo Provera en millones de mujeres de color pobres, pese a sus conocidos efectos secundarios mortales documentados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Institutos Nacionales de la Salud. «Son personas como yo que se dicen progresistas las que están perjudicando a las mujeres porque quieren que todos tengan un modo de razonamiento: abortar», explicó Fosu, «eliminar el embarazo por cualquier medio necesario». Created on Tuesday, 10 December 2013 13:53 By Lisa Correnti WASHINGTON, D.C., 6 de diciembre (C-FAM) Un defensor de los derechos humanos acusa a activistas proaborto de intimidar a testigos para encubrir efectos secundarios mortales y pruebas médicas antiéticas de un anticonceptivo de acción prolongada que se inyecta a las mujeres en África. Justo antes de una audiencia programada esta semana en el Congreso de los Estados Unidos, que podría dar origen a una modificación en la política de los programas internacionales estadounidenses de planificación familiar, Imani Walker, directora ejecutiva de Rebecca Project (Proyecto Rebeca), sucumbiendo a la presión de Planned Parenthood, se apoderó del ordenador de uno de los testigos claves (Kwame Fosu, director de políticas del Proyecto) y envió correos electrónicos a empleados del congreso en los que anunciaba que había sido despedido, dijo Fosu a Friday Fax en una entrevista exclusiva. Según Fosu, la medida de Walker fue simplemente el accionar más reciente en tres años de ataques contra él por parte de «ideólogos de los derechos reproductivos» desde que publicó informes que revelan violaciones de los derechos humanos dentro de programas de planificación familiar. Fosu es autor de Depo Provera: violencia mortal contra la mujer. Se pagaron incentivos en dinero a médicos locales de África para que colocaran inyecciones a miles de mujeres desprevenidas en un ensayo subvencionado en parte por Usaid y la Fundación Gates, dijo Fosu. Los activistas, junto con donantes adinerados que aportan a la salud reproductiva, temen que estas revelaciones obstaculicen los derechos reproductivos, afirmó. Entre las violaciones perpetradas por compañías farmacéuticas, proveedores de salud y fundaciones, se encuentran experimentos antiéticos realizados con mujeres africanas y el uso extendido del anticonceptivo inyectable Depo Provera en millones de mujeres de color pobres, pese a sus conocidos efectos secundarios mortales documentados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Institutos Nacionales de la Salud. «Son personas como yo que se dicen progresistas las que están perjudicando a las mujeres porque quieren que todos tengan un modo de razonamiento: abortar», explicó Fosu, «eliminar el embarazo por cualquier medio necesario». El congresista William Lacy Clay, alto miembro del Caucus Negro del Congreso, dijo a Fosu que su oficina había recibido varios llamados de Planned Parenthood para denigrarle. Planned Parenthood, principal distribuidor de Depo Provera, recibe millones de dólares del dinero público estadounidense para administrar el medicamento en los Estados Unidos y en el exterior. Clay llevó a cabo una reunión informativa en septiembre sobre funcionarios que engañan a las mujeres, particularmente en África, acerca de las complicaciones médicas asociadas al Depo Provera. 2 Fosu describió el torbellino que se desató dentro de la comunidad de derechos reproductivos inmediatamente después del lanzamiento de su primer informe en un panel especial patrocinado por el congresista John Conyers en 2010. En The Outsourcing of Tuskegee -Nonconsensual Research in Africa (Subcontratamiento de Tuskegee. Investigación sin consentimiento en África), Fosu pormenoriza un experimento antiético dirigido por el dr. James Phillips en representación del Consejo de Población. Un médico del Johns Hopkins y miembro de la fundación Bill y Melinda Gates que había trabajado en Ghana contactó a Fosu y ofreció pruebas de que lo que el dr. Phillips presentaba como asistencia médica de rutina era de hecho un ensayo clínico del Depo Provera (anticonceptivo de efecto prolongado) de la compañía farmacéutica Pfizer. Médicos locales de la región de Navrongo recibieron incentivos económicos en forma de estipendios, honorarios de consulta y oportunidades de publicación en revistas de investigación por el acceso a las mujeres. Se inyectó a unas nueve mil sin su consentimiento. El estudio fue subvencionado en parte por la Fundación Gates y Usaid. Tras la publicación de The Outsourcing of Tuskegee, el Proyecto Rebeca fue sometido a la presión extrema de fundaciones de salud reproductiva, de activistas de la salud sexual y reproductiva y de diagramadores de políticas para que se retirara el informe. Oficinas de dos congresistas demócratas advirtieron a Fosu que su estudio podía ser perjudicial para el movimiento de derechos reproductivos y que los republicanos lo utilizarían para luchar contra el aborto. Fosu dijo que, cuando se negó a ceder, Edee (Malika) Saada Saar, entonces directora ejecutiva del Proyecto Rebeca, comenzó a trabajar secretamente con Shira Saperstein, del Fondo Moriah, y con defensores de Planned Parenthood. El intento fallido de Saar de desacreditar el informe de Fosu condujo a su renuncia e inmediatamente después el Fondo Moriah y las fundaciones Ford y Novo retiraron su subvención cercana al millón de dólares. Varios directivos del Proyecto Rebeca (aliados de Saar vinculados a medios de comunicación y al gobierno de Obama) renunciaron. Saar inmediatamente encontró fondos para dar inicio a su propia organización. Se obtuvo un correo electrónico revelador de la oficina del representante John Conyers, influyente congresista del Comité de la Magistratura de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Shira Saperstein escribió a los directivos de las agrupaciones proabortistas Planned Parenthood, Change, Ibis, Guttmacher, e Ipas. Fosu y otros seguirían «promocionando el informe, probablemente de modo más agresivo, aunque es de esperar que con menos credibilidad y con subvenciones en rápida disminución». Más tarde Fosu descubrió que mientras que Saperstein refutaba los hallazgos del informe en cuanto a que el Depo Provera tenía efectos secundarios letales, su agrupación simultáneamente subvencionaba a varias agrupaciones que restringieron con éxito el Depo Provera en Israel. Estas se oponían a las inyecciones de anticonceptivos que se daban a las mujeres etíopes porque «pueden producir graves efectos secundarios físicos y psicológicos, y no se recomienda... salvo en casos excepcionales». El Departamento de Justicia debería analizar por qué Saperstein apoya acciones para proteger a las mujeres judías negras de Israel del daño del Depro Provera, dijo Fosu, a la vez que «promueve agresivamente» ese producto en las comunidades negras de Estados Unidos y África. Fosu aduce que la Fundación Gates, Usaid, Planned Parenthood y Pfizer tienen pleno conocimiento de las pruebas científicas de que el Depo Provera es un peligroso cancerígeno, no obstante «lo ocultan a sabiendas» y colaboran con su distribución generalizada en toda el África subsahariana. Los defensores de los derechos reproductivos están invirtiendo fuertemente en la distribución del Depo Provera entre mujeres y niñas incultas y pobres. En una conferencia reciente sobre planificación familiar celebrada en Etiopía y copatrocinada por la Fundación Bill y Melinda Gates, se presentaron estudios elaborados por Usaid, Path y varios diseñadores de políticas de derechos reproductivos que versan sobre cómo ampliar la distribución de Depo Provera en comunidades rurales de los países menos desarrollados. 3 Están en marcha iniciativas para hacer que lo distribuyan «tiendas de medicamentos» o farmacias. Este sistema libre permite que sea administrado por personas que no son profesionales médicos. Se realizaron también estudios en Senegal y Uganda sobre el ensayo de una nueva versión de Depo Provera llamada Sayana Press: presentación autoinyectable desarrollada por Path a partir de fondos de Usaid. Ambos sistemas de aplicación podrían poner trabas para que las mujeres reciban asesoramiento sobre la gran cantidad de efectos secundarios graves, según lo dispuesto por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Defensores de los derechos reproductivos y diseñadores de políticas han llevado el financiamiento mundial para la planificación familiar a más de 7 mil millones de dólares anuales, en gran medida dirigidos a mujeres y niñas pobres de países en desarrollo. Fosu cree que una ideología eugenésica está impulsando a fundaciones acaudaladas y a programas gubernamentales de desarrollo para adoptar programas antiéticos de control demográfico a fin de evitar que cierta clase de personas (las pobres y de color) se reproduzca. La planificación familiar y el aborto a menudo se presentan como formas de reducir el número de muertes por parto. O, como dice Fosu, «Ellos creen que el único modo de prevenir la mortalidad materna es eliminando nacimientos. Esto es completamente falso. No invierten en nada que eduque o cure a las mujeres en África y en comunidades de escasos recursos». La Universidad de Harvard ha reconocido al Proyecto Rebeca por su labor en la defensa de los derechos de las mujeres y de los niños, y ha creado un sector especial para sus publicaciones en la Biblioteca Schlesinger del Instituto Radcliffe, en Harvard. La audiencia del congreso a la que Fosu fue enviado a testificar fue reprogramada para enero por motivos no relacionados. Ayer, la junta directiva del Proyecto Rebeca declaró que las medidas de Walker fueron antiéticas y carentes de autoridad, y consideró «los correos electrónicos no autorizados como malintencionados y tendientes a desestabilizar la importante labor del Proyecto Rebeca que revela las prácticas médicas antiéticas en África y el daño del Depo Provera». www.parroquiasantamonica.com Vida Cristiana

El aborto. El aborto ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos - La ambigüedad legal juega en contra del no nacido. El TEDH nunca ha hablado en su jurisprudencia de un “derecho” al aborto, ni siquiera en el supuesto de riesgo para la vida de la madre. En cambio, en la sentencia contra Irlanda y en algunas otras (sobre todo dos contra Polonia en 2007 y 2011), sí se sanciona a los respectivos países por no establecer medidas para hacer efectiva la posibilidad de abortar en los supuestos previstos por las leyes nacionales. Es decir, una vez los países aprueban unas excepciones a la prohibición de abortar, el TEDH se está erigiendo como garante de esos “derechos”: es lo que algunos juristas denominan defensa procedimental del aborto.



1 El aborto. El aborto ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos - La ambigüedad legal juega en contra del no nacido. El TEDH nunca ha hablado en su jurisprudencia de un “derecho” al aborto, ni siquiera en el supuesto de riesgo para la vida de la madre. En cambio, en la sentencia contra Irlanda y en algunas otras (sobre todo dos contra Polonia en 2007 y 2011), sí se sanciona a los respectivos países por no establecer medidas para hacer efectiva la posibilidad de abortar en los supuestos previstos por las leyes nacionales. Es decir, una vez los países aprueban unas excepciones a la prohibición de abortar, el TEDH se está erigiendo como garante de esos “derechos”: es lo que algunos juristas denominan defensa procedimental del aborto. Cfr. El aborto ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos - La ambigüedad legal juega en contra del no nacido Fernando Rodriguez-Borlado – Aceprensa - 11.MAR.2013 A finales de 2010, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenció (ver Aceprensa, 17-12- 2010) que Irlanda debía aclarar en su constitución –y facilitar en la práctica– los supuestos en los que permitía el aborto, de forma que no se volvieran a producir casos como los que provocaron la denuncia (aunque en dos de los tres el tribunal dio la razón al gobierno). Durante el mes de marzo el Consejo de Ministros europeo mantendrá la segunda sesión de control, con el objetivo de comprobar si se está acatando la sentencia. El TEDH nunca ha hablado en su jurisprudencia de un “derecho” al aborto, ni siquiera en el supuesto de riesgo para la vida de la madre. En cambio, en la sentencia contra Irlanda y en algunas otras (sobre todo dos contra Polonia en 2007 y 2011), sí se sanciona a los respectivos países por no establecer medidas para hacer efectiva la posibilidad de abortar en los supuestos previstos por las leyes nacionales. Es decir, una vez los países aprueban unas excepciones a la prohibición de abortar, el TEDH se está erigiendo como garante de esos “derechos”: es lo que algunos juristas denominan defensa procedimental del aborto. Para los pro-abortistas, esta postura del tribunal europeo supone una actitud cobarde, al no atreverse a defender abiertamente el aborto como un derecho de la mujer. Para algunos pro-vida, el TEDH se extralimita en sus funciones, constituyéndose en una suerte de “conciencia” europea, pero adoptando a la vez una postura relativista y ciega respecto a la evidencia científica. No obstante, también hay quien piensa que el tribunal de Estrasburgo debe mantenerse en esa posición ambigua, puesto que no existe un consenso sobre el tema ni en la sociedad ni en la comunidad científica. El TEDH nunca ha hablado en su jurisprudencia de un “derecho” al aborto ¿Un derecho por consenso? La sentencia contra Irlanda de finales de 2010 es un ejemplo de la postura del TEDH. Por un lado, condenaba al país por no haber permitido abortar a una de las demandantes (la demandante “C”) cuando existía un riesgo para su vida, único supuesto admitido por la ley irlandesa (la polaca admite también los supuestos de “anomalías fetales”, “riesgo muy grave para la salud de la madre” y violación). No obstante, en la argumentación no se invocaba ningún “derecho” subjetivo de la mujer, sino una falla en la implementación del reglamento. Aunque el aborto por “riesgo para la vida de la madre” no está recogido aún en la constitución irlandesa –recientemente se ha rechazado en el parlamento una propuesta del partido socialista–, hay sentencia firme por parte del Tribunal Supremo a favor de permitirlo; de hecho, en la práctica se consideran válidos este tipo de abortos, de ahí que el TEDH considere que la demandante podía acogerse al ordenamiento irlandés. En los otros dos casos (demandantes “A” y “B”), la sentencia absolvía al Estado irlandés, puesto que su Constitución no contempla como supuesto los “riesgos para la salud física o mental de la madre”. Aunque los jueces admitían que existe un amplio consenso en las legislaciones europeas en 2 el sentido de validar este supuesto, señalaban que la comunidad científica no tenía claro cuándo empieza la vida humana, y por eso la decisión de amparar o no ese supuesto entraba dentro del margen de apreciación de cada país. El TEDH falla contra los países cuando no establecen medidas para hacer efectiva la posibilidad de abortar en los supuestos previstos por las leyes nacionales Comentando esta sentencia, el catedrático de Derecho Constitucional Fernando Rey Martínez argumentaba en 2011 que, desde la perspectiva estrictamente legalista que el TEDH adopta para el demandante “C”, la sentencia debería haber amparado también las reclamaciones de los demandantes “A” y “B”. Según el catedrático, el claro consenso de las legislaciones europeas a favor del aborto terapéutico es un argumento con suficiente fuerza legal: “el TEDH podría haber considerado que, por efecto de una interpretación evolutiva del Convenio de Roma, el margen de apreciación estatal se habría visto reducido en este ámbito”. El profesor Rey Martínez consideraba que los estados deben gozar de un margen para que su norma en este punto sea más o menos restrictiva, “pero otra cosa muy distinta es que un ordenamiento cualquiera no permitiera a las mujeres embarazadas abortar de ningún modo en este supuesto (como lo hace la regulación irlandesa), en cuyo caso la compatibilidad con el Convenio resultaría más que dudosa”. No obstante, Rey Martínez critica el alegato a favor del aborto como derecho prioritario que hicieron algunos jueces en un voto particular. Según estos jueces, el derecho a decidir de la madre está siempre por encima del que asiste al feto para nacer, dado que la “participación en la vida social” de este aún no ha comenzado. A Rey Martínez le parece que utilizar este criterio “conduce a una insoportable jerarquización de situaciones vitales humanas”, e introduce una visión antropológica “enormemente peligrosa e inquietante”. De hecho, el catedrático de Derecho Constitucional ha abogado en varias conferencias por que las leyes nacionales e internacionales definan al no nacido como persona humana (el TEDH nunca ha utilizado la palabra “persona” para referirse al feto), y así evitar que los derechos de la madre prevalezcan. La balanza desequilibrada En su comentario a la sentencia, Rey Martínez considera acertada la doctrina del “fair balance” adoptada tradicionalmente por el TEDH (es decir, que los derechos de la madre y del feto tienen que ser ponderados), aunque opina que tal y como está planteado el derecho actual, existe un desequilibrio de origen a favor de la madre, pues solo a ella se la considera persona. A la vez piensa –y esto sorprende dada su postura a favor de la humanidad del feto– que ese tribunal no tiene argumentos para negar el aborto por motivos de salud. Esta aparente incoherencia solo se entiende si Rey Martínez estuviera argumentando desde un punto de vista estrictamente legal, dejando a un lado sus convicciones personales. La pregunta es: ¿cabe hacer esta separación?, ¿es lícito aceptar de facto el desequilibrio a favor de la madre que el TEDH está estableciendo por la vía procedimental? Se puede preguntar de otra manera: ¿no sería más consecuente el TEDH si protegiera preventivamente la vida del no nacido, ya que reconoce que no hay consenso científico? Con el fin de darle algún tipo de salida a esta indefinición jurídica, el TEDH ha recomendado a Polonia e Irlanda que encarguen a unos comités de expertos un informe sobre cómo convertir las sentencias en cuerpo legal. El de Irlanda publicó sus conclusiones a finales del año pasado: propone cuatro posibles vías, aunque aboga especialmente por una mezcla de legislación y regulaciones gubernamentales; así se establece un equilibrio entre la estabilidad de criterios que da la legislación y el margen de maniobra para el poder ejecutivo. También proponían la creación de unas 3 comisiones que funcionarían como tribunales de apelación para las mujeres que consideren que su aborto se prohíbe injustamente. Según denuncian algunos juristas pro-vida, esto supone que estas comisiones tendrían la última decisión sobre quién vive y quién muere. Además, señalan, el lobby abortista y algunas instituciones internacionales están presionando para colocar en ellas a juristas afines o activistas en vez de médicos, a pesar de que el texto del Comité de Expertos pedía que las decisiones fueran estrictamente médicas. El caso de Irlanda plantea algunas cuestiones: se podrá estar de acuerdo con que el TEDH o el Consejo de Europa adopte una política clara respecto al aborto; o pensar que lo mejor sería que no adopte ninguna y se mantenga totalmente al margen. Sí parece clara una enseñanza para Polonia o Irlanda: despenalizar algunos supuestos de aborto lleva a una pendiente resbaladiza en que cada vez es más difícil fijar un límite, y más cuando la tendencia internacional va en la dirección contraria. También es evidente que, con una presión tan fuerte del lobby abortista para cambiar las legislaciones, el positivismo legal no está siendo un buen aliado para el no nacido. Aun suponiendo que la doctrina del fair balance legitimara elegir entre la vida de la madre y la del feto –algo éticamente erróneo, pero en lo que se está basando una iniciativa legal irlandesa para aceptar el aborto ante el riesgo de suicidio de la gestante–, lo cierto es que en la mayor parte de los casos lo que se pesa en la balanza son dos valores imponderables: de un lado “la integridad física y mental” de la madre y de otro una vida. La baja mortalidad materna de Irlanda –3 por cada 100.000 mujeres, mientras que en Inglaterra es de 8– demuestra que, sin necesidad de una ley permisiva con el aborto, los casos en que podría aplicarse el fair balance son muy escasos. De hecho, los avances de la medicina han hecho que el aborto por riesgo para la vida de la madre no sea necesario, al haber otros modos de tratamiento. www.parroquiasantamonica.com Vida Cristiana

Printfriendly