lunes, 2 de enero de 2017

Funeral jueves 12 a las 20h por Matilde de Castro Hernández

Unidos en el dolor por la muerte de Matilde.


Con un profundo dolor nuestra parroquia de Santa Mónica siente la muerte de Matilde, al mismo tiempo que condenamos la manera tan cruel y vil de su fallecimiento. Queremos, en estos momentos tan duros, pues tanto ella como toda su familia son tan conocidos y queridos por todos nosotros, expresar nuestra cercanía, apoyo y cariño a todos ellos: a sus padres, Marcelino y Hortensia; a sus hermanos, Jorge y Hortensia; y demás familiares y amigos. Nos resistimos a que Matilde sea un número más en las estadísticas de violencia machista que asola nuestros días y siega la vida de tantas mujeres inocentes.
Quisiéramos aprovechar para agradecer a Dios por tantas personas que en estos momentos, muchos pertenecientes a nuestra comunidad parroquial, están expresando sus condolencias, su apoyo y cercanía a la familia. De manera especial a todo nuestro municipio de Rivas Vaciamadrid, que en la persona de su alcalde, muy amigo también de la familia, están prestando su apoyo en estos momentos tan difíciles. Hacemos nuestras y nos unimos a todas las iniciativas que nuestro consistorio tenga a bien realizar.
Pedimos a Dios, el Padre de las misericordias, que reciba en su Reino a Matilde. Que de consuelo a sus padres, hermanos, demás familiares y amigos. Le elevamos nuestras plegarias para que cese toda violencia, toda muerte, e ilumine a nuestros gobernantes, jueces y miembros de nuestros Cuerpos de seguridad del Estado, para combatir esta lacra.
Dale Señor el Descanso Eterno y brille para Matilde la Luz Eterna y para sus familiares el consuelo y la paz.




FUNERAL POR MATILDE

Jueves 12 de enero a las 20:00 h



2 comentarios:

  1. Con el dolor que nos supuso a tod@s sus vecin@s, para nuestra amiga Matilde que ya está en el Reino de Dios, este poema de mi autoría. Hortensia: este es el poema que no pude leer en el funeral de tu hija... Descanse en paz. Abrazos eternos

    FORTALEZA
    (Contra la violencia de género)



    Ya perdiste tu nombre bienvenido
    de buen samaritano.
    Me dejaste la humillación
    de un destino marcado de violencia.
    Tus pasos me han hundido en la nostalgia
    de vestirme de nuevo de camelia.
    Me donaste la ira callada y la pistola
    del esposo que vitupera y miente.
    Te traes la intemperie acomodada
    en un sitio vacío de vocablos
    y con el puño rasgas la quimera
    del masculino instinto y su ternura.
    Has puesto marcas en mi cuerpo
    repleto de inocencia.
    Tus miedos son los que mancillan…
    Yo me levantaré igual que el paralítico…;
    me vestiré de lino y púrpura
    y ostentada de fortaleza y calma,
    serán mis atavíos,
    la ley de la bondad y del amor
    gobernarán mi lengua.

    Pido a la providencia el elemento
    para obtener la propia.

    ResponderEliminar
  2. El penúltimo verso quedaría así:
    Pido ala providencia el elemento "vida"

    ResponderEliminar

Printfriendly